Los remolinos que dejamos atrás

Texto escrito en junio de 2017, al cumplir 17 años de la salida de Cuba.

Fue un 28 de junio del año 2000. El año de las promesas, de los cambios, de la grandeza, de las nuevas generaciones, de los programas de radio que cantaban al mañana… todo eso se hacía presente pero en realidad era un despeñadero. Falsas promesas, pesadillas extendidas, libretos cansados. Fue entonces que decidí liberar mi propio alfabeto sin importarme el de otros.

Hace 17 años salí de Cuba.

Siempre uno piensa en los propios remolinos, los de la cabeza, los de la barriga (guata); pero, ay, los remolinos que provocamos en los otros. Hoy pienso en cómo nuestras decisiones siguen afectando a quienes dejamos atrás. Apenas amaneció, abrí el correo; ahí estaba el mensaje de cada año: «Manito, hoy cumples un nuevo aniversario».

Deja un comentario